domingo, 20 de diciembre de 2009

El verdadero fin del mundo: Copenhague


.
Un acuerdo de mínimos y la oposición abierta y dura de varios países. De esta forma tan precaria se ha clausurado este sábado la cumbre del clima de Copenhague tras dos semanas de deliberaciones.
Copenhague es el lugar donde está la famosa sirenita  . Donde marca la 'A'.




¿Dos jodidas semanas? Para dejar claro que el calentamiento global es un problema real, les ha hecho falta dos putas semanas, serán hipócritas los cerdos capitalístas.

En esa cumbre había tanto egoísmo, soberbia, e hipocresía que casi no cogían en la maldita sala.
A ver si queda clara una cosa, para que los países pobres puedan crecer, los ricos tienen que bajar la velocidad de crecimiento.

Pero no hay más ciego que el que no quiere ver, y esta cumbre era la última oportunidad para salvar este puto planeta que apenas nos soporta ya. Ahora dicen que lo dejan para el año que viene, pero hijos de puta, hay que gente que ya no puede más, gente que se están ahogando por las putas crecidas del mar, gente que se queda sin casa, porque los putos chinitos y americanitos han decidido
dejarlo para después.
Este es el verdadero fin del mundo, o nos morimos ahogados o de hambre.

Esta era la última oportunidad, ya no habrá un después; la penúltima fue el Protocolo de Kioto.
Si en vez de haber ido con el bolsillo por delante, hubiesen ido con el corazón por delante, desde el Protocolo de Kioto ya se hubiese salvado el planeta.
Y con esta cumbre ha pasado lo mismo, si en vez de políticos hubiesen ido chimpancés borrachos y se hubieran puesto a tirarse mierda, recién salida de sus anos, seguro que habrían llegado a un acuerdo mejor. Pero a una panda de politicuchos aburguesados que no representan a nadie, no se les puede pedir mucho.

Y es que cada vez hay menos humanidad en el corazón de las personas, y esto es el principio del fin.
.

1 comentarios:

fanta dijo...

No esperaba menos.