martes, 16 de octubre de 2012

Nada

.
A veces salgo aquí, y miro a la nada
A veces miro al cielo.... y.... nada.
A veces miro al distante suelo.... y... nada.

A veces me pierdo en mis pensamientos y otras, solo estoy allí, respirando.

A veces me siento solo y nadie.
A veces siento los latidos del corazon.

No puedo vivir así, no puedo vivir como él, en un matrimonio sin amor, en una casa sin calor de hogar.
No podría vivir entre cuatro paredes al lado de un vampiro disfrazado de arpía.

A veces salgo aquí... porque hasta el invierno parece primavera cuando el vampiro ronda con su voz chirriante, y su tiempo consumido y tardío.

.....sólo.... me haces falta TÚ.
.

0 comentarios: